¿Cuáles son los propósitos y los objetivos que has pensado realizar en el 2018?

Estoy segura de que habrás pensado en algo que te gustaría hacer o conseguir en este nuevo año. Quizá algún cambio en tu vida laboral, o quizás un cambio en tu vida personal que puede mejorar tus relaciones, o simplemente te gustaría adquirir nuevas habilidades y estrategias y experimentar diferentes maneras de hacer las cosas.

Yo, este año, entre los varios objetivos que quiero alcanzar, he decidido dedicar mi tiempo libre a una disciplina que lleva tiempo apasionándome y que por una razón u otra postergaba continuamente.

Es el ACROYOGA, una maravillosa disciplina que funde el yoga, las acrobacias y el masaje tailandés.

Una profunda práctica de autoconciencia mental y corporal.

Ayer fue mi primera clase y  tengo que decir que lo disfruté muchísimo y me siento muy orgullosa de haberme atrevido a  dar el paso. Estoy segura que la clase de ayer será la primera de muchas más. Seguramente algunos de vosotros estaréis  pensando que para practicar el Acroyoga hay que ser pequeñito, ágil, flexible, fuerte y posiblemente chica. Pues tengo buenas noticias ¡NO ES ASÍ!

Todo el mundo puede practicarlo, no importa si nunca has hecho yoga o acrobacias TODOS  PODEMOS, cuando dejamos  NUESTROS  MIEDOS aparcados y nos atrevemos a probar nuevas experiencias.

¿Cuantas veces en tu vida has dejado de hacer algo, a atreverte a nuevas experiencias y oportunidades por el hecho de tener MIEDO? Y ¿Qué harías sin no tuvieras miedo?

Todos tenemos miedo. El miedo es una emoción básica que tenemos desde que nacemos y que podemos trabajar y domar durante nuestra vida. Por naturaleza intentamos evitar las amenazas y peligros que se nos presentan y en general siempre tenemos miedo a lo desconocido.  Lo cierto es que la única manera de superar el miedo es enfrentándolo.

¿Cómo podemos superar nuestros límites, nuestras inseguridades y SALIR DE NUESTRA ZONA CONFORT?

La zona de confort es ese espacio conocido y cómodo donde nos sentimos seguros. Estamos en un territorio que manejamos según nuestras debilidades y puntos fuertes. Es un lugar donde nos sentimos a gusto y todo es “fácil” y “sencillo”.

Te estarás preguntando  ¿Y qué hay de malo en la zona confort? No hay nada de malo, pero hay veces que para superar tus expectativas tienes que salir de ella. Solo así podrás eliminar barreras y vivir nuevas experiencias, tener una vida más rica en conocimientos y emociones. Y esto es un proceso que empieza desde dentro, desde nuestra mente y nuestros pensamientos.

Así que hoy me gustaría dejarte algunas estrategias que pueden ayudarte a salir de TU ZONA CONFORT:

  • CLARIFICA TU OBJETIVO Y HAZLO ATRACTIVO: por ejemplo, “Quiero adelgazar porque de esta manera contribuiré a mi propio bienestar”. Es importante que formules tu objetivo de forma positiva para que resulte atractivo. La pregunta que tienes que hacerte es: ¿PARA QUE quiero eso?
  • VISUALIZA EL RESULTADO: visualiza el momento en que ya has conseguido lo que quieres, sumérgete en la experiencia. Escucha y siente las sensaciones y emociones que te genera lograrlo.
  • CUIDA TU DIÁLOGO INTERIOR: háblate en positivo y cambia los “NO PUEDO“, “NO SOY CAPAZ”, “NUNCA LO LOGRARE” o “¿Y SI PASA X EN LUGAR DE Y?” Cambia todo esto por frases positivas, que te animen, que te carguen de energía. Dite a ti mismo “¿Y PORQUÉ NO?”, “SI QUE  PUEDO”, “CLARO QUE LO LOGRARÉ”. Acuérdate, como ya te he dicho varias veces, que la manera en que nos hablamos define nuestra realidad, nuestra vida y condiciona nuestras acciones.
  • CÉNTRATE EN TUS PUNTOS FUERTES, TUS HABILIDAES, TUS CAPACIDADES: date valor, piensa en como tus fortalezas te pueden ayudar en el cambio que   quieres hacer.
  • IDENTIFICA Y OBSERVA OTRAS PERSONAS: las que ya han hecho este cambio antes y conseguido lo que tú quieres lograr. ¿Cómo lo han hecho? ¿Qué recursos han utilizado para superar sus limitaciones y conseguir lo que querían?
  • TEN PACIENCIA Y NO DESESPERES: persevera, se constante y persistente. Comenta tú plan a otras personas, te comprometerás más con el objetivo.

Acuérdate que todo lo que hacemos en nuestra vida es un hábito, y los hábitos se aprenden con el ejercicio y la repetición.

Y ahora, te pregunto ¿Qué vas a hacer hoy para salir de tu zona de confort? ¿Qué vas a hacer hoy que te permita decirte “me siento orgullosa de haberme atrevido a probarlo”?, ¿Qué vas a hacer hoy para acercarte un poco más a tu sueño?

¡ATRÉVETE! SAL DE TU ZONA CONFORT  y acuérdate que  la única manera de superar el miedo es enfrentándote a él.

Si te ha gustado el articulo dejame un comentario y si crees que puede ayudar a alguien compártelo.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies